Algunos testimonios de nuestros alumnos:

 

 


Antes de empezar la formación temía si iba a lograr salirme un mes entero de mis actividades y mi familia. Realizar un largo viaje, poder sostener esta decisión en términos de energía tiempo, dinero, emociones. Ahora tengo la certeza de que esta nueva herramienta me acompañará toda la vida, aportándome beneficios físicos y metafísicos y permitiéndome beneficiar también a los demás de este aprendizaje.

Lo mejor de la formación son las personas: el equipo organizador, los docentes y también los compañeros, con los que hemos viajado desde diversos países encontrándonos para compartir los viajes interiores más alucinantes. También la profundidad y seriedad en el trabajo realizado con amor y con humor.

 Ahora siento mi cuerpo como mi cuaderno favorito, lleno de notas, recuerdos, cosas preciosas y otras que quizás no quiero revisar… pero lo siento reescribiéndose constantemente, con hojas blancas relucientes, para empezar a escribir de nuevo, corregir y, por qué no, arrancar ciertas páginas. Duermo bien, me levanto mejor y los dolores que traía van desapareciendo. Emocionalmente es algo similar, y siento que vuelvo mejor preparada para abordar los temas que me ocupan”.

Patricia Escobar, pedagoga, Concepción, Chile

http://www.dailymotion.com/video/xtwgcs

Victoria Molina,Presidenta de la Asociación Nacional de Fisioterapeutas, Bogotá, Colombia. 

Antes de empezar me pregunté si podría pagarlo, si iba a tener el tiempo, si iba a poder pedir permiso en el trabajo o si hacer esto me iba a dejar sin trabajo. Pero todo se solucionó, y me alegra de haber venido por la amabilidad, generosidad, experiencia y profesionalismo de los profesores y su manera propia de trasmitir sus conocimientos.

Mi sonrisa se ve más bonita y me siento mejor para reír libremente para una foto. Mi cuerpo está encontrando armonía, su propio ritmo y me ha mostrado algunas resistencia, algunos puntos fijos, que se relacionan con vivencias personales, a veces de la infancia o de hechos concretos y me han mostrado como se puede estar en paz con ellos, ser cambiante o encontrar nuevas avenidas.

Los invito a participar en la formación Feldenkrais Colombia porque son un equipo humano muy valioso y profesional, porque cualquier persona podría verse beneficiada y fascinada con este entrenamiento y así se multiplicaría y muchas más personas tendrían una linda oportunidad de ser mejores en sus vidas”.

Diana Sánchez, fisioterapeuta, Bogotá, Colombia

 

http://www.dailymotion.com/video/xtx9zi

Juan Carlos Pabón, actor y director de teatro, Medellín, Colombia


Dudé en venir ya que no sabía si podría hacer una pausa en mi vida por un mes cada seis meses por cuatro años y  que mi familia estuviera de acuerdo. Hoy me alegra muchísimo estar haciéndolo ya que me permitió tomar consciencia de situaciones de mi vida,  en mi cuerpo y de cómo funciona el Método Feldenkrais.

El poder corregir, durante el primer módulo de la formación, mi espalda curvada, en un buen porcentaje, ha sido de  lo mejor que me ha podido pasar en mi vida. Hoy estoy más segura que nunca que el método Feldenkrais es lo que quiero  para mí.

Ahora tengo una manera de caminar más agradable. Soy más flexible y he hecho ejercicios que no había pensado que pudiera hacer ni en mi mejor sueño. 

Los invito a todos a que vengan,  es un curso muy bueno, se aprende todos los días, se experimenta vivencialmente cada paso de la formación. Es lo mejor que puede uno hacer por uno mismo para vivir una vida más plena y con mejor calidad de vida. Los maestros son excelentes y las instalaciones muy buenas. El grupo de alumnos ha sido seleccionado de una manera muy profesional y es increíble. Y la ciudad de Cali hermosa!!!”

Anneliese Amador, Terapeuta energética, Ciudad de Guatemala, Guatemala


http://www.dailymotion.com/video/xtwggj

Rómulo Jaramilla,psicólogo y sanador cuántico y Reconexión, Cali, Colombia

Para mi y lo digo de corazón ha sido como volver a nacer, es volver a decirle a la vida “si puedo” y voy a lograr lo que me proponga , por ahora haber recuperado mi movilidad, mi agilidad y saber que cualquier molestia me la puedo quitar con Feldenkrais es maravilloso. Recuperar la seguridad en uno mismo , la alegría porque no hay limitaciones , no hay obstáculos me esta resultando una experiencia única. Compartir este módulo con personas tan interesantes, preparadas y con tantas ganas de salir adelante y de procurarle el bienestar a los demás ha sido maravilloso.

Cecilia Madriñan, Cali, Colombia 

En mi cuerpo he notado como disminuyo la curva de la parte media de la espalda que estaba un poco pronunciada, a la par se mejoro la posición del sacro con relación a la pelvis y la columna; y buenos de esto me di cuenta justamente a través de este movimiento consciente, gracias a las ATMs, y en las IF pude tener la dicha de sentir alineada mi columna,  sentir la pelvis mas libre, al igual que los omoplatos, siento que mi caja toraccica ahora participa activamente en el movimiento; es una sensación asi como de un rompecabezas suelto que esta encontrando sus partes se va integrando, encontrando y reconociendo sus partes como un todo en movimiento.

Mis pensamiento han estado más tranquilos, el dialogo interno es más sereno, juzga menos, critica menos , he aprendido o mas bien estoy aprendiendo  a escucharme más desde mis propias sensaciones internas a permitirme ser en el proceso, con equivocaciones, con errores, con luchas o con la facilidad, alegría y entusiasmo de  realizar uno u otro movimiento, esto llevado a la vida diaria permite encontrar herramientas para vivir mas plenamente en el presente.

Mis emociones han estado también en constante movimiento unas son las que mas me gustan y agradan y también florecen las que no gustan tanto, mas lo interesante es ser como ese observador que observa y permite que el movimiento fluya por si mismo.

En mis relaciones ha sido fabuloso, me siento más flexible y más abierta a las posibilidades, de compartir, de comunicar de expresar mis emociones, de agrado o desagrado sin estar en los extremos, sino como en el movimiento si hay algo que jalona entonces lo hago mas suave y asi fluyen mas las cosas.

Diana Sánchez, fisioterapeuta, Bogotá, Colombia

http://www.dailymotion.com/video/xtwgjb

Rosmery Naranjo, fisioterapeuta, Medellín, Colombia

 

Las dudas que tuve fueron de que no satisficiera mis expectativas y que fueran ejercicios simples sin un verdadero resultado al realizarlos. Sin embargo, la formación es muy intensa y uno realmente siente cambios desde el primer día, lo cual es muy revelador de la inteligencia del método. He tenido una experiencia muy bella y reveladora.

Yo soy bailarina, he estado conectada a una conciencia de mi cuerpo que yo suponía profunda. Sin embargo, en este mes he sentido una conexión muy especial con mis emociones asociadas a mi cuerpo y sensaciones muy sutiles de cómo mi esqueleto finalmente es una gran máquina que puede sostenerme mejor al conocer más cabalmente su uso.

 En la danza siempre me he esforzado por sobrepasar mis límites con dolor y tenacidad, pero con la práctica del método Feldenkrais ha aparecido un nuevo concepto muy amable de cómo enfrentarse a ellos, sin buscar más modelo que uno mismo, como ser único y especial. A pesar de que la danza ha evolucionado hacia visiones más humanistas, el concepto de cuerpo aun está ligado hacia un deber ser,  por lo tanto nunca había logrado sentir de verdad que la manera en que me muevo es más interesante si la dejo ser hacia su naturaleza y comodidad, pues de esta manera no existe la frustración de no poder hacer algo, si no que aprendo de la paciencia hacia mis procesos. Eso lo descubrí en el primer módulo de la formación.

Creo que aún no soy capaz de dimensionar lo hermoso que es haber iniciado este camino. Pues puedo reconocer cambios en mi postura, al sentir el peso en los pies mejor distribuidos y al caminar o al estar de pie, puedo reconocer que han pasado algunos dolores y todo se reestructura hacia un bienestar, pero estoy segura que los cambios más fuertes van a ser al volver a mi cotidiano y darme cuenta como esto que parece tan externo está relacionado con maneras de comportarse en la vida y creo que habrán cambios importantes y positivos al tener la sensación de encontrarse más cerca de uno mismo.

Recomiendo la formación porque estoy segura que todos los que hemos estado este primer módulo hemos tenido un acercamiento muy dulce y cariñoso hacia nuestro cuerpo incrementando la movilidad de lugares poco conscientes.

El equipo que está detrás de este entrenamiento son una parte fundamental para guiar este proceso. Alan Questel es un hombre con gran experiencia y no se desconcentra de la visión que Feldenkrais propone, buscando siempre la participación del grupo y el respeto por las diferencias. Lea Kaufman, está atenta y dispuesta al grupo y sus necesidades, permite acercarnos al discurso del método, volviendo actual y vigente.  Patricia Maya cumple el rol de producción sin alejarse del contexto del curso, pues es muy cercana al grupo y siempre busca instancias de encuentro y diálogo. Ellos han permitido que seamos un grupo alegre inquieto y muy diverso que permite un ambiente propicio para el aprendizaje”.

Ana Carvajal, bailarina, Santiago de Chile, Chile

Tenía dudas acerca de asumir un compromiso de cuatro años. Y miedo a no ser capaz de cumplir con una idea que tenia de lo que debería ser un profesional en el método. Pero a través de este primer módulo he reconocido maneras de pensar, de sentir, de relacionarme  y de moverme que me tenían bloqueada en la vida, que no me dejaban crecer. Ahora sé que no se trata de cumplir los requerimientos (como en un proceso de formación habitual) para ser un profesional en un método de vanguardia sino de comprometerte con tu propio proceso y la decisión de sentirte más a gusto contigo mismo en esta vida. En la formación mi propio proceso de autoconsciencia, de transformación es el punto de partida para aprender a orientar a otros a conocerse, asumirse y transformarse a través del movimiento.

Tengo  la certeza de que la formación es una oportunidad para aprender sobre ti mismo de una manera muy especial. Lo que más me gusta es que he podido mirarme sin tanta angustia, ni rabia, ni dolor, mirarme sin drama: sin que eso le quite la intensidad a todas las emociones y pensamientos y sensaciones, es como si todo me atravesara, no llegan para quedarse solo para hablarme para  moverme para hacerme tomar consciencia, luego se van y me siento renovada, fresca.

He encontrado de nuevo el sentido del porque bailo, es como si solo en movimiento me siento completa, integrada, lo que pienso y lo que siento se funden, me siento presente, viva.

Es increíble que tan solo por  un movimiento pueda aprender tanto de mi misma, de mis relaciones con los otros y de la vida.

Recomiendo la formación Feldenkrais Colombia porque reconozco el compromiso que tiene el equipo con el proceso en el que nos aventuramos al iniciar el entrenamiento.  Me siento apoyada, acompañada en este camino tan movido, lleno de muchas preguntas. Siento la certeza de que aprenderé mucho de mi para poder acompañar, apoyar a otros”.

Juliana Rodríguez Sanabria, bailarina, Bogotá, Colombia

Me encanta el ambiente que se ha formado en el grupo, se ha creado una amistad muy linda entre todos. La forma en que dan las clases tanto Lea como Alan, desde un lugar amoroso en el que el deber ser y la exigencia quedan a un lado. Me encanta estar en talleres donde lo humano, la afectividad sea lo más importante.

Durante el primer módulo de la formación aprendí a darme cuenta de mi postura y de las tensiones que genero en ciertas posiciones en mi vida cotidiana; así como sentirme más ágil, alta, ligera y arraigada. A nivel emocional he podido liberar ciertas tristezas que traía del pasado, así como el empezar a sentirme más segura con respecto a esas cosas que me daban miedo, a quererme tal cual soy, a dejarme de dar tanto palo, tranquilizar la mente y sentir mas la vida mas que racionarla todo el tiempo!

Recomiendo la formación Feldenkrais Colombia pues no solo es aprender un método hermoso en donde puedes ayudar y acompañar a miles de personas en sus procesos, sino que también es un método que te ayudas a ti mismo, donde tienes la oportunidad de auto conocerte a través de tu movimientos, en el cual creo yo te cambia la vida para ser mejor persona en todos los aspectos. ¿Quién no va a querer tener herramientas para cuando hay dolor? ¿Quién no va a querer ser más feliz? Feldenkrais te ayuda a ser más feliz!

Quiero agradecerle a Lea y Patricia por hacer esto posible, por todo su gran trabajo por su amabilidad todo el tiempo! Por las clases de Lea, su voz que me tranquilizaba, a Alan por su disposición, por su manera tan hermosa de enseñar, por cada risa que tuve durante su estancia en Colombia. Aprendí que si puedo moverme y que desde donde lo haga es hermoso!

Montserrat Brito, danza movimiento terapeuta, terapeuta a través del sonido y vibraciones de los cuencos tibetanos. México – Colombia.

 

Me ha gustado mucho la gran calidez humana y el excelente profesionalismo con que el equipo de Feldenkrais Colombia realiza su trabajo, y su amor al logro del bienestar humano.

En mi cuerpo, me muevo más fácilmente, la cadera la siento más fluida y dinámica, y todo mi cuerpo está más armónico en sus movimientos. Algunos dolores musculares y articulares que venía teniendo, han desaparecido completamente. Me sorprendió mucho que en ciertos ejercicios que me ofrecían un enorme grado de dificultad, al tratar de hacerlos, me veía en mi mente como un carro viejo oxidado, todo pegado. Al terminar las nuevas configuraciones y al hacer el mismo ejercicio del comienzo que me era difícil, lo hacía muy fácilmente, con mucha sensación de alegría y mi imagen mental de mi cuerpo cambio dramáticamente, y ya me vía como un niño jugando, y veía mi cuerpo como el de un niño y en mis articulaciones veía como si tuvieran mucha luz.

A partir del primer módulo de la formación estoy más alegre conmigo mismo y con los de demás; oriento mejor mis respuestas emocionales; muevo mi cuerpo con más gracias y con mucho alivio, donde antes me era difícil sostener el bienestar. Me trato con más cariño a mi mismo, no me censuro tanto, y soy muy cuidadoso con mi ser en todo el sentido de la palabra.

Recomiendo la formación Feldenkrais Colombia porque aprender a vivir felices con nosotros, disfrutándonos y con permanente curiosidad por lo que puedo llegar a SER, no tiene precio. El verdadero hogar está con nosotros mismos y es nuestro cuerpo, y a través de él es que experimentamos y ampliamos nuestras fronteras.

Gracias a Moshe Feldenkrais y a todos sus continuadores por seguir expandiendo y enriqueciendo este tipo de formación para la vida, donde no importa credo, raza, creencias y demás, solo importa la persona en sí misma y sus posibilidades.”

Rómulo Jaramillo, psicólogo, sanación cuántica y Reconexión, Cali, Colombia.

Unidad Médica Camino Real
Tel (57)(2) 5534568
Celular 3003168427

Pensé que tal vez no tendría la condición física para hacer la formación, o que tal vez por no haber practicado antes el método no tendría las herramientas suficientes. Sin embargo siento que he encontrado un camino para reconciliarme con mi cuerpo, que puedo habitarme desde un lugar distinto al de juzgarme. Además de encontrar una herramienta clara para trabajar con mi cuerpo, tengo la perspectiva de ayudar a otros más adelante.

Lo que más me gustó del primer módulo de la formación es que recibí información precisa y concreta de cómo crear conciencia de mi misma con la práctica del método, así como la idea de darse permiso y el tiempo necesarios para re-aprehender. También el sentido de inclusión que se maneja, el pensar, sentir, experimentar que, sin distinciones, todas las personas se pueden beneficiar con Feldenkrais. Creo que la palabra que resume esto es: RESPETO.

Recomiendo de corazón la formación profesional en el método Feldenkrais en Colombia porque  tenemos excelentes maestros y la gestión y logística son impecables. También porque es un privilegio ser parte del grupo humano que participa de la formación. Porque hay una metodología concreta, precisa y objetiva que permite el acercamiento, comprensión y aprendizaje del método”.

Elizabeth Ramírez, actriz, Bogotá, Colombia

Antes de empezar la formación tenía dudas con respecto si lo iba a “ hacer bien” o no, pero descubrí que era posible para mi hacerlo. El participar en la formación es una experiencia inigualable. Es un viaje a ampliar nuestras capacidades, y aun más importante a saber que es posible hacerlo. Me ha dado muchas herramientas para mi quehacer como cantante, y como humana. Aprendí a apreciar la belleza y riqueza en las diferencias y el potencial en las limitaciones.

Durante la formación he estado muy conectada con mis emociones, abrazándome a mí misma. Mi cuerpo está feliz aprendiendo a estar más sensible. El cuerpo no es todo lo que somos, mas es nuestro medio de contacto con el exterior y con los demás. El estar conociéndolo mejor, como funciona y que tan generoso es conmigo, me está enseñando a tratarlo igual, con generosidad y cariño”.

Giselle Segrera, cantante, Barranquilla, Colombia.

Me ha gustado mucho como me ha proporcionado la sensibilidad para sentirme a mi misma desde mi ser interno, desde mi esqueleto, cuando tengo una mala postura, o cuando sostengo la respiración o cuando apretó la mandíbula, mi cuerpo en la cotidianidad luego del entrenamiento , me está mostrando donde y en que momentos hago mas esfuerzo del necesario o me indica cuando entro nuevamente en un habito antiguo de rigidez, de dolor, de angustia; ese darse cuenta me da la opción de organizarme, de hacer un movimiento pequeño, de respirar y de sentirme mejor, de recordarme que puedo reorganizar mi estructura esqueletal para sentirme mas feliz en cada cosa que hago, sin esfuerzo con tranquilidad y eficiencia.”

Diana Sánchez, fisioterapeuta, Bogotá, Colombia

Recuperar tu movilidad, ser consciente de tu cuerpo, de tu esqueleto, de como te mueves , reaprender, cambiar malos hábitos, y darte cuenta de que se es capaz de muchas cosas ,eso y más es Feldenkrais. Sentirte a gusto contigo mismo y con la vida, saber que puedes ayudar a otros , eso es Feldenkrais. Levantarse en las mañanas con entusiasmo y ganas de echarte al piso y practicar los movimientos , eso es Feldenkrais.

Me siento afortunada de haber conocido el método, que mis maestros son seres muy especiales y que apenas estoy comenzando el proceso.”

Cecilia Madriñan, Cali, Colombia

Mi mayor testimonio en relación con el  entrenamiento tiene que ver con un cambio notable en mi postura y movimiento esqueletal y esto se ve reflejado en mi mayor comodidad al caminar y aumentó la resistencia en mi trabajo. También en  mis pensamientos; estos  fluyen más rápido y fácil, no me detengo para proponer lo que estoy pensando simplemente fluye y no importa si gusta o no. Me siento como miel, mis pacientes y los(as) amigos(as) se sienten más a gusto conmigo; en otras palabras estoy con mucha más felicidad para vivir y esto definitivamente atrae. Estoy más vital, mas creativa,internamente siento mucha tranquilidad, creo que cada día caen mas vendajes de mis ojos, veo más claro, mi ruta de vida me gusta mucho. He cambiado estoy en la fase del NO, sin ninguna culpa, (no porque voy a descansar, no porque lo que deseo es…, no prefiero tal cosa, etc.). Estoy escogiendo lo que mi organismo me pida (descanso, quietud, nada de carreras.). Con mis pacientes es maravilloso poder enseñarles algunos movimientos y percibir su respuesta receptiva, sobre todo para la espalda, hombros, caderas, pelvis.”

Rosmery Naranjo, fisioterapeuta, Medellín, Colombia

Mi vida ha tenido un gran cambio, muy positivo; pensaba realizar una maestría en Europa y una vez inició supe de la formación del método en Cali, aplace mi deseo de realizar mi maestría. ¿Por qué? Cuando practicaba Feldenkrais en un semillero somático en la ASAB los audios me permitieron por primera vez escuchar mi corporeidad, y descubrir todas las tensiones innecesarias que usaba, pero el universo conspiró para que pudiera estar en un taller de tres días con Lea, entonces algo más profundo cambio mi ser, una necesidad de ya no estar acelerado, y una búsqueda  de bienestar desde mi propio ser (algo que nunca había percibido, creo que siempre mis búsquedas eran desde lo exterior); así que eso permitió mi decisión, porque sabía de la pertinencia del método, y porque sé que Lea es un ser generoso, calmado, dispuesto a escuchar y a guiarte con paciencia, porque su visión y empuje ha permitido que muchos conozcamos de Feldenkrais; y porque su alegría, entrega, y disciplina permiten la atmósfera ideal para aprender, disfrutar, explorar y divertirse, mientras creas nuevas opciones para sentirte mejor contigo y ser más capaz de enfrentar tu mundo.

Ese fue el motivo de mi elección, es por ello que decidí ir a Cali a formarme, tomando quizá la mejor decisión de mi vida.”

Hernán Yllanas Grisales

Maestro en Artes Escénicas con Énfasis en Dirección

Me considero muy afortunado de haber descubierto el Método Feldenkrais. Llegué a él buscando una manera segura y amigable de recuperarme luego de una pequeña lesión. Alguien me había comentado de los beneficios de este Método, así que  busque información en la web, y luego de leer algo al respecto, me encontré con una videoclase de Lea Kaufman, e hice los movimientos que ahí se mostraban.

Mi sorpresa fue enorme cuando al cabo de 10 minutos sentí un gran alivio. Me parecía increíble cómo en tan poco tiempo, y con movimientos tan suaves, había obtenido una gran mejoría. 

Por esos días se estaban cerrando las inscripciones para la primera formación profesional del Método Feldenkrais en Colombia. Así que hice las averiguaciones y casi sobre la fecha decidí formar parte del entrenamiento.

Ya estando en Cali, bastaron pocos días para confirmar que había hecho una gran elección. Al poco tiempo dejó de aquejarme el dolor que sentía, y con el pasar de las sesiones fui ganando muchísima movilidad en distintas zonas de mi cuerpo. Se inició así un camino que me conducía cada vez más hacia el bien-estar conmigo mismo.  Un bienestar que trascendía el plano físico, y que entendía a la persona como un ser integrado por movimientos, sentimientos, sensaciones y pensamientos. En este sentido, el método Feldenkrais utiliza el movimiento como una herramienta para crear un impacto positivo en todo el ser

Soy egresado de Comunicación para el Desarrollo, y a lo largo de la carrera a menudo citábamos frases bonitas como desarrollo de capacidades, empoderamiento, ampliación de la libertad. Cuando las estudiaba, siempre  me pareció que estos procesos debían estar acompañados por cambios a nivel personal. Hoy, luego de conocer el Método Feldenkrais,  siento que esta es una herramienta de incalculable valor para lograr que estas frases  se conviertan en realidad.

Un año después de haber iniciado el entrenamiento, el balance es positivo al 100%.

A nivel personal viene siendo un camino lleno de aprendizajes y descubrimientos. Así mismo, en el plano profesional, el método ha enriquecido y potenciado mi formación previa, dotándome de herramientas invaluables a la hora de desarrollar capacidades en las personas.

Recomiendo a todos la formación profesional del Método Feldenkrais en Colombia, ya que la gran calidad de los formadores, y el impecable manejo logístico garantizan una experiencia fantástica. Aventúrense en este proceso y descubran así una manera más cómoda de estar en el mundo.

Enzo Angeles, Comunicador, Perú